+34 974 47 04 00 - info@silosdelcinca.com

Siembra de cereal en agricultura de precisión

Siembra de cereal en agricultura de precisión

Agricultura de precisión

La agricultura de precisión en la siembra del cereal se basa en aplicar las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la agricultura o agroTICs.

Desde tecnología satelital y drones, hasta modernos sensores sobre el terreno, las agroTICs sirven para recopilar y procesar información sobre múltiples parámetros de una parcela, en tiempo real o con datos históricos. Mediante ese flujo de información se pueden tomar decisiones que optimicen la productividad y la calidad de un cultivo de cereal.

Gracias a las tecnologías de precisión, el agricultor puede trabajar de forma específica sobre cada zona del cultivo. El Manejo Específico Localizado (Site-Specific Management) consiste en trabajar el terreno, fertilizar o aplicar fitosanitarios de forma variable en distintas partes de la parcela, según sus necesidades y en el momento adecuado.

La implantación de la agricultura de precisión en la siembra del cereal se produce de forma irregular. Cada agricultor, según el tipo de cultivo, adopta determinadas medidas y tecnologías de forma escalonada.

Agricultura de precisión en la siembra del cereal: primer nivel

El nivel básico de la agricultura de precisión en la siembra del cereal consiste en incorporar dispositivos de guía automática o semiautomática a la maquinaria agrícola. Con ello se consigue que la profundidad y la densidad de siembra sean constantes durante todo el trabajo.

Se trata de las soluciones tecnológicas de precisión más utilizadas por la simplicidad de uso y por economía: se pueden añadir guías asistidas a la mayoría de tractores convencionales. Sólo con aplicar esta tecnología a la maquinaria de una explotación de cereal, aumenta la eficiencia de las operaciones de cultivo y se consigue un ahorro de costos.

Agricultura de precisión: segundo nivel

El siguiente grado de tecnología agrícola atañe a la siembra del cereal y la difusión de fertilizantes o fitosanitarios de forma específica en cada área de un cultivo.

Este nivel incorpora maquinas adaptadas al uso de Tecnologías de Actuación Variable, o VRT (Variable Rate Technology), que automatizan la distribución de tasas variables de semillas, fitosanitarios y fertilizantes.

Los aportes nutricionales al cereal se planifican mediante la elaboración de mapas de rendimiento histórico que se obtienen los años anteriores. Estos mapas resaltan las necesidades de diferentes aportes nutricionales en las diversas áreas del campo.

El método anterior se puede combinar con la fertilización basada en sensores que informan en tiempo real sobre el ciclo vegetativo del cereal. Tras una primera fertilización, dosificada según los rendimientos históricos, se realiza una segunda pasada de producto adaptada al vigor actual de la planta.

La variación de la densidad de siembra según los mapas de suelo y rendimiento, o la aplicación de herbicidas a dosis variable según la detección de las malas hierbas presentes, serían otras aplicaciones de la agricultura de precisión.

Agricultura de precisión: tercer nivel

En este nivel se incorpora tecnología de mapeo y detección que mide parámetros cuantitativos y cualitativos. Del monitoreo se encargan sensores integrados en las máquinas cosechadoras.

Los datos obtenidos sobre la producción resultan de utilidad desde el punto de vista agronómico y para el procesamiento. Se puede relacionar el rendimiento con la calidad, y planificar objetivos acciones que no solo estén orientadas al crecimiento, sino también a obtener una calidad adecuada para las necesidades de la cadena de procesamiento.

La siguiente revolución tecnológica de la agricultura de precisión engloba toda la cadena productiva. Desde la planificación agronómica de la próxima siembra, hasta que el producto procesado llega hasta el consumidor final.

Deja un comentario