+34 974 47 04 00 - info@silosdelcinca.com

COBRE NORDOX 75 WG: a la vanguardia en fungicidas-bactericidas cúpricos

COBRE NORDOX 75 WG: a la vanguardia en fungicidas-bactericidas cúpricos

El uso de fungicidas cúpricos es muy importante durante el período de caída de hojas para proteger la cicatriz que deja la hoja y heridas por heladas durante el invierno-primavera, especialmente en frutales y cultivos que presentan enfermedades bacterianas que atacan el cultivo a la salida de invierno.

Aspectos clave del cobre Nordox 75 WG

La solubilidad de los cobres afecta el riesgo de generar fitotoxicidad en el follaje o fruta de diferentes frutales, como también la capacidad de resistir el lavado por lluvia. A mayor solubilidad, mayor riesgo de fitotoxicidad, más probabilidad del lavado por lluvia y menor residualidad.

 

 

Cuando prevalecen condiciones de clima favorables, en ausencia de humedad y pluviometría, todos los cobres presentan una buena acción. Pero bajo condiciones adversas, con alta pluviometría, lloviznas, neblinas y humedades intensas, los óxidos cuprosos se diferencian positivamente de las otras formas de cobre por sus características propias de tamaño de partícula, retención, tenacidad y solubilidad, que mejoran la eficiencia de éstos.  La comparación de los diferentes tipos de cobre desde la perspectiva del patógeno, nos obliga a trabajar las dosis sobre la base de las cantidades de cobre metálico/ha equivalentes entre ellos, ya que lo que mata al patógeno es el ion cobre. Sin embargo, para ser justos, debemos destacar que las formas y formulación tienen un valor adicional, que se refleja en mayor eficiencia que otros cuando existen condiciones límites (clima, dosis, presión patógenos, etc.).

¿Por qué cobre Nordox® 75 WG?

Óxidos cuprosos hay muchos, pero el que destaca por su trayectoria mundial es Nordox® 75 WG de Comercial Química Massó S.A, que corresponde a un fungicida-bactericida basado en 86% de óxido cuproso, con una cantidad de cobre metálico de 750 g/kilo de producto formulado.

Las pequeñas partículas de cobre Nordox® 75 WG, permiten una buena distribución y otorgan una alta retención y resistencia al lavado por lluvia, considerándose superior a otras formas de cobre como los sulfatos de cobre pentahidratados, oxicloruros e hidróxidos de cobre disponibles en el mercado. El promedio de tamaño de partículas de un oxicloruro de cobre es de 2,5 a 3 micrones y el de un hidróxido de cobre de 1,8 a 2,5 micrones. Las partículas desde 2,5 micrones son fácilmente arrastradas por el agua de lluvia y aquellas de más de 3 micrones son arrastradas de la superficie foliar por el viento. El cobre Nordox® 75 WG, cuenta con un tamaño de partícula ideal (1,2 micrones promedio) para una óptima retención y residualidad.

La formulación corresponde a un gránulo dispersable (WG) que evita la generación de polvo al agregarla al estanque de aplicación. Se humecta en 3 segundos al agregarlo al agua, y después de 1 hora el 80% de las partículas permanecen en suspensión.

Además, al estar en solución, contiene el 80% de sus partículas de un tamaño promedio de 1,2 micrones, logrando cubrir ampliamente la superficie del patógeno a controlar y la planta a proteger, sin causar riesgos de fitotoxicidad.

Nordox® 75 WG de Comercial Química Massó S.A, está registrado en España para el control de diversas enfermedades en: alcachofa, bulbos hortícolas, cucurbitáceas de piel no comestible, frutales de hueso, frutales de pepita, guisantes (con vaina), hortalizas del género brassica, judías (con vaina), lechugas y similares, olivo, ornamentales leñosas, solanáceas y vid.

Deja un comentario