ARMICARB: EL FUNGICIDA ECOLÓGICO DE AMPLIO ESPECTRO

ARMICARB: EL FUNGICIDA ECOLÓGICO DE AMPLIO ESPECTRO

Armicarb Certis

ARMICARB es un fungicida de bicarbonato potásico que actúa por contacto y se emplea en tratamientos contra oídio, monilia, botritis, sarna o moteado, entre otras infestaciones. Por su acción múltiple, ARMICARB minimiza el riesgo de aparición de resistencias y es compatible su aplicación en tratamientos con otros productos fungicidas.

Las fórmulas con base de bicarbonato de potasio pueden usarse como fungicidas en la agricultura ecológica. El fungicida ARMICARB es compatible con programas de cosecha estrictos o de residuo 0 y puede aplicarse el tratamiento hasta 24 horas antes de la recolección.

El ARMICARB es apto para tratamientos fungicidas en múltiples cultivos, entre los que destacan: vid, fresa, solanáceas, calabacín, pepino, grosella, frambuesa, hierbas aromáticas, frutales de hueso y pepita. También se usa en horticultura y para plantas ornamentales, entre otras especies vegetales.

Ventajas del carbonato de hidrógeno de potasio

El carbonato de hidrógeno de potasio, también conocido como bicarbonato potásico o hidrogenocarbonato de potasio (KHCO₃), es una sal natural en forma de polvo cristalino, blanco e inodoro y soluble en agua. Es un excelente neutralizador y está autorizado como aditivo alimentario, por ejemplo, como agente desacidificante para vinos.

El KHCO₃ muestra una acción de contención contra numerosos hongos patógenos equiparable a los mejores estándares de fungicidas químicos sintéticos. La ventaja del bicarbonato potásico es su origen mineral, muy común en la naturaleza, que no deja residuos en los cultivos tratados, conserva la entomofauna útil y garantiza la máxima seguridad para los trabajadores y el medio ambiente.

El bicarbonato de potasio en solución libera aniones de bicarbonato (HCO₃-) y esto implica elevar el pH de la solución y aumentar la presión osmótica. El aumento del pH de la solución acuosa, en cultivos tratados con ARMICARB, genera condiciones adversas para el desarrollo de la hifa de hongos patógenos, por la pérdida de agua y la consiguiente deshidratación.

Estas acciones combinadas hacen que las hifas exploten y se sequen hasta el colapso total del micelio de los hongos patógenos. El resultado final es el bloqueo efectivo de la propagación de los hongos. Como ventaja adicional, el ARMICARB se puede aplicar en alternancia con fungicidas de diferentes formulaciones. La alternancia previene que los hongos desarrollen resistencia ante el uso de un solo ingrediente activo.

 

armicarb Certis

 

Diferencia entre bicarbonato sódico y bicarbonato potásico de uso agrícola

Bicarbonato de sodio y bicarbonato de potasio son dos compuestos similares. Difieren, tanto en la molécula, como en las categorías en las que se incluyen para su uso en la agricultura.

  • El bicarbonato de sodio para uso agrícola actúa como vigorizante y potenciador de las defensas naturales de las plantas.
  • El bicarbonato de potasio se considera un pesticida y fungicida.

Recuerda que, a la hora de aplicar a las plantas cualquier producto fitosanitario, sin importar su procedencia ecológica o sintética, resulta imprescindible seguir la dosificación que recomienda el fabricante en prevención de efectos indeseados.

Un producto aparentemente inofensivo como el bicarbonato, si se distribuye en exceso, puede causar quemaduras en las plantas. Pero ARMICARB, gracias a su formulación, asegura una buena distribución del producto evitando la acumulación de KHCO3 en determinadas zonas, evitando riesgos de fitotoxicidad.

armicarb fungicida Certis

 

Deja un comentario